jueves, 9 de julio de 2009

Sombras en papel.

Sombras.

Prueba a coger un folio blanco y mantén la mirada esperando respuesta. Comprueba cómo de dónde no hay nada, aparecen volcanes de ideas y pensamientos. Como cuando sólo te soñaba, ahora cada minuto en mi cabeza tiene el color de tus ojos.
Sombras.
Porque son lo primero que surgen en la suave pasta de papel, sombras en la suave pasta de tu piel que dibujan las ganas que ni yo mismo sé expresar con tinta sobre blanco.
Deja que llene tu espalda como un tatuaje de palabras que siembren tus poros y los riegue con susurros en idiomas que no salieron de la Torre de Babel. Lenguaje de nuestros besos, gramática de tus manos, encierra literatura en tu pelo.
Déjame expresarme así, que no habrá crítico ni experto que sepa concebir tal cúmulo de sentimientos bordados en ansias de ti, abordados y encadenados permanentemente a mi locura.

Sombras.

Creemos sombras que marquen las horas que pasamos juntos como reloj de sol y en la noche el brillo de tus mejillas al no dejar de sonreír por mis continuas bobadas y cosquillas al corazón. Ven, vuelve y forma parte de mi universo, haz los arco iris monocromos y lléname de sombras de color, intensas, miles, todas con tu silueta que no quiero dejar de tenerte en mi mirada, como ahora que andas lejos.

Sombras.
Todo acaba siendo sombras en un folio en el que se lee
entrecortado tu nombre.

3 comentarios:

El hada de los pendientes rojos dijo...

"Todo acaba siendo sombras en un folio en el que se lee entrecortado tu nombre."

Cuantas cosas no se dicen o se dicen sin llegar a ser dichas del todo dejando entrever lo que pasa sin que nadie más pueda entenderlo...

:) Me encanta la entrada por cierto !!

Un besazo, que hace ya tiempo que no se nada de ti :)

Lenmelon dijo...

Que genialidad, Ño.
Un artista inmenso.

ROBERTO "CAFEOLE" dijo...

ME GUTTA!!!!!!!!!!