miércoles, 17 de marzo de 2010

Llenar y rellenar.

Vente a dormir esta noche conmigo...

Que puedo llenar y rellenar cientos de páginas de libros que estuvieron en blanco y ahora tornarían rosados como tus labios.

Me faltaron siempre diccionarios donde encontrar adjetivos a la altura de lo bonita que estabas la última vez que nos vimos. A la altura que elevaría mis sábanas con tu silueta tatuada ondeando para ser envidia de los que siempre se volvieron al verte pasar.

Guardo los botes de champú vacíos para llenarlos y rellenarlos de tu olor y sellarlos con tu carmín para no ser abiertos jamás, como caja de Pandora.

Quiero que mis palmas se estigmaticen, el adorable botón de tus vaqueros las atraviese y me claven desnudo en la pared más sombría de mi edificio, que hay eclipse los días que no pasas por mi calle, y son muchos, demasiados, te lo aseguro.

Y cambiaría toda mi tinta azul derrochada y por derramar por tal de verte corriendo hacia mí. Que ya no me haría falta escribirte más si con todo lo que sueño despierto, dormido y muerto es con que te vengas a dormir esta noche conmigo...

Buenas noches.

3 comentarios:

El hada de los pendientes rojos dijo...

Simplemente, SIN palabras me has dejado ^^

Amante de lo absurdo dijo...

:(

Narayani dijo...

He conocido tu blog gracias al concurso de Libros y Literatura. La foto me ha gustado mucho (no hagas caso a los comentarios que se están poniendo en las votaciones), pero también lo que escribes está muy bien. Me apunto la dirección :-)